Un funeral es una conmemoración para reconocer y honrar la vida de una persona que nos ha dejado. Nos ayuda a despedirnos de un ser querido que ha fallecido, brindando cierre y consuelo, al poder celebrar la vida de la persona y compartir el dolor que ocasiona su partida con otros.

Existen diferentes modos de conmemorar la vida, pero lo importante, es adaptarlo a cada persona. A continuación te nombramos algunas opciones de servicios funerarios que existen.

Funeral tradicional

El servicio funerario tradicional es el tipo de ceremonia más común en muchas partes del mundo. Habitualmente se lleva a cabo en una iglesia o funeraria, generalmente adornada con flores y pueden incluirse fotografías del fallecido. El ataúd o la urna suelen estar presentes, para que los ahí reunidos puedan despedirse.
El servicio fúnebre suele ir precedido de un velatorio y seguido de un servicio de sepultura. En esta instancia, un oficiante, que suelen ser pastores por el carácter usualmente religioso de la ceremonia, presidirá el funeral en el que puede pronunciar un sermón e invitar a los amigos y familiares a decir un elogio fúnebre, cantar o tocar una canción en honor al fallecido.
Después del elogio fúnebre, es frecuente que los allí reunidos cuenten historias y recuerden a la persona que aman. Al finalizar, la familia puede organizar una recepción en memoria de su ser querido.

Velatorio

Un velatorio suele celebrarse justo antes del funeral. Tradicionalmente, los velatorios tienen lugar en el hogar, pero muchas funerarias sirven ahora como lugar de celebración, donde los seres queridos se reúnen para consolarse mutuamente y presentar sus últimos respetos al difunto.

Servicio conmemorativo

Un servicio conmemorativo es similar a un funeral, con la excepción de que el cuerpo no está presente, por lo que puede tener lugar un día, año o cuando se desee después del entierro o cremación. Los restos no son el centro de este servicio, sólo el precioso recuerdo del fallecido.
Igual que un funeral tradicional, la ceremonia puede incluir flores, música, elogio fúnebre y discursos pronunciados por las personas allegadas, pero tienden a ser más informales que en un funeral completo.

Celebración de la vida

Una celebración de la vida es una ceremonia única. Aunque puede ocupar el lugar de un servicio funerario tradicional, es habitual que la celebración de la vida ocurra después del funeral, y suele ser como su nombre lo indica, una celebración de la persona, más alegre y festiva, conmemorando su paso por el mundo.

Entierro directo

A veces una familia desea enterrar a su ser querido, sin tener funeral u otra ceremonia formal, ni un servicio de tumba. La familia más cercana suele estar presente y alguien puede decir unas palabras, pero la idea general es que sea un entierro directo más sencillo.

Cremación

Al igual que el entierro directo, la cremación directa es un evento independiente. Se trata simplemente de una cremación; no hay visita formal ni funeral. Después de la cremación, se devuelven los restos a la familia, que puede o no elegir un servicio conmemorativo más adelante.

Ceremonia de dispersión

Una ceremonia de dispersión tiene lugar cuando una familia decide esparcir los restos incinerados de su ser querido, en lugar de conservarlos o enterrarlos. Puede ser en un lugar importante para el difunto, o en un lugar elegido por la familia que sea bello y tenga significado emocional tanto para los presentes como para el fallecido.

En Secure Your Legacy queremos acompañarte en los momentos más difíciles, y estamos preparados para ocuparnos de todos los detalles para asistirte con la planificación funeraria en Missouri y Sugar Land, TX. Llama ahora al 325-244-7972 para hablar con un asesor experto en cementerios.